verticalidades

RIEGO DE PRECISIÓN

La gestión del riego más eficiente y preciso es el que se basa en la monitorización Suelo-Planta-Ambiente, pues permite adaptar la dosis de riego en cada momento a las necesidades hídricas reales de los cultivos según su estado fenológico.

Monitorizando el Suelo, se evalúa la dinámica de su humedad y la efectividad de un riego o la influencia de la lluvia.

Monitorizando la Planta, valoramos el grado de estrés hídrico que soporta durante un determinado estado fenológico y sus efectos sobre la productividad

Monitorizando el Clima, conocemos cómo la Temperatura, la Humedad Relativa, la radiación solar, etc. condicionan la floración y/o el crecimiento de la planta o sus frutos, y sabiendo en qué estado vegetativo se encuentra el cultivo podemos predecir el riesgo de padecer enfermedades y/o plagas.

La recogida de estos datos, su análisis y conversión en información útil requiere de la implantación de tecnologías accesibles cuya finalidad es definir una estrategia de riego acorde con el estado y necesidades del cultivo o lo que se denomina RIEGO INTELIGENTE O DE PRECISIÓN