sensores cercanos

SENSORES de Ambiente

Las plantas dependen un 100% de las condiciones del entorno para poderse desarrollar debidamente. Todos los parámetros ambientales y del terreno pueden llegar a ser un factor limitante para el crecimiento si se superan ciertos límites críticos.

Para una gestión agronómica eficiente es muy importante disponer de series de datos microclimáticos y específicos tales como:

  • La temperatura
  • La pluviometría
  • La humedad relativa
  • La radiación
  • El viento
  • La presión atmosférica

Para controlar todas estas variables se utiliza el instrumental meteorológico, bien sea el analógico tradicional o las actuales y modernas estaciones meteorológicas automáticas. La finalidad es conocer los valores de cada variable a tiempo real y poder anticiparse a aquellos valores críticos o de riesgo para el cultivo.

↑ Fig: Estación meteorológica automática

Este tipo de sensores normalmente interviene en las siguientes verticalidades:

  • Riego de precisión
  • Predicción de enfermedades
  • Predicción de plagas

Vamos a realizar una somera descripción de los sensores llamados de planta y una breve introducción de los principios de funcionamiento de estos, incluyendo ventajas y desventajas que presenta cada uno de ellos para el uso que se le pretende dar.

Riego de precisión

El conocimiento de variables climáticas como la pluviometría, la humedad relativa, radiación solar o temperatura ambiente son fundamentales para la estimación de la evapotranspiración de los cultivos y la realización de un riego eficiente y sostenible en el tiempo que nos permita reducir insumos.

La evapotranspiración constituye un importante componente del ciclo y balance del agua. Se estima que un 80% del total de agua recibida por una zona (precipitación) es devuelta a la atmósfera a través del proceso, mientras que el 20% restante constituye la escorrentía superficial y subterránea. Junto con ser un componente del ciclo hidrológico, la evapotranspiración interviene en el balance calorífico y en la redistribución de energía mediante los traspasos que de ella se producen con los cambios de estado del agua, permitiendo así un equilibrio entre la energía recibida y la perdida. El conocimiento de las pérdidas de agua mediante el proceso permite tener un acercamiento a las disponibilidades del recurso y consecuentemente puede realizarse una mejor distribución y manejo del mismo.

Predicción de enfermedades y plagas

Los modelos predictivos generan alertas cuando el riesgo de aparición de una determinada plaga o enfermedad es alto, basándose en los datos recibidos y procesados. El punto de partida para el uso de modelos de enfermedades y plagas es disponer de mediciones precisas de los parámetros ambientales como temperatura y humedad ambiente, radiación solar, presión atmosférica, etc. Combinado con otras variables de la planta como temperatura y humedad de la hoja se pueden realizar estimaciones cada vez más precisas para anticiparnos a la aparición de cualquier agente dañino. Esta valoración y predicción automática del riesgo de que se produzca una enfermedad como mildiu, oidio, botrytis, etc son una herramienta que ayuda en la toma de decisiones en el día a día, simplificando la gestión de datos y aumentando la eficacia de la producción.

Por todo lo comentado, los sensores puntuales de Ambiente que vamos a describir su funcionamiento y características son los siguientes: